¡SARE de Saltillo el mejor de México!

Comunicación Social Desarrollo Urbano

Gobierno Municipal recibe reconocimiento de la Conamer

El Sistema de Apertura Rápida de Empresas, SARE, que implementó el alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez Salinas, como parte de la Mejora Regulatoria, fue el mejor evaluado a nivel nacional en la certificación PROSARE que efectúa la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, Conamer.

El director de Desarrollo Urbano del municipio, Andrés Garza Martínez, detalló que la ciudad recibió una calificación de 90, lo que la posiciona en el primer sitio entre los más de 80 proyectos que fueron evaluados en este año por parte de la Conamer.

Además de esto, el SARE de Saltillo fue el único que recibió una certificación con vigencia de tres años, que representa el plazo de mayor duración considerado.

“El alcalde como parte de su proyecto de administración se comprometió decirle adiós a la burocracia y que fuera mucho más sencillo a los inversionistas, para que vieran a Saltillo como aliado y no como obstáculo en sus proyectos”, apuntó el Director de Desarrollo Urbano.

El reconocimiento fue entregado por el Comisionado Nacional de la Mejora Regulatoria, Mario Emilio Gutiérrez Caballero, quien destacó el trabajo realizado por el alcalde Manolo Jiménez y su interés en la implementación de prácticas de mejora regulatoria, que fomentan la inversión privada y el desarrollo económico de la ciudad.

Garza Martínez agregó que en la evaluación se resalta que el sistema que implementó Saltillo integra hasta 352 giros comerciales de bajo riesgo, así como el otorgamiento de licencias de funcionamiento en sólo 72 horas.

En el evento, que se realizó este miércoles en la Ciudad de México, también estuvo presente el doctor Juan Pablo Castañón Castañón, representante del Consejo Coordinador Empresarial.

Andrés Garza recordó que el proyecto de Mejora Regulatoria en Saltillo comenzó con su parte ejecutiva desde enero pasado, con la aprobación del reglamento por parte del Cabildo local.

A partir de esto comenzaron una serie de procesos para su implementación, entre los que se destaca la habilitación de un espacio físico adecuado, así como la capacitación del personal para la atención a la ciudadanía.