Un año de logros en protección al ambiente

Comunicación Social Policía Ambiental

Desde su creación el pasado mes de marzo, la Policía Ambiental ha brindado más de cuatro mil servicios de protección al medio ambiente

Desde llamadas de atención a ciudadanos que realizaban podas de árboles sin permiso o trabajos que producían ruidos o malos olores en vía pública, hasta la recuperación de ejemplares de vida silvestre y su disposición ante las autoridades correspondientes o su liberación en sus hábitats, fueron los más de 4 mil servicios que brindó la Policía Ambiental de Saltillo durante el 2018.

“Es una corporación que inició pequeña con apenas unos 20 integrantes y ahorita son más de 30 inspectores y oficiales los que la conforman” señaló Emmanuel Olache Valdés, sub director de Gestión y Control Ambiental de la Dirección de Medio Ambiente y Espacios Urbanos.

Explicó que las patrullas laboran las 24 horas del día, los siete días de la semana, en tres turnos, “tratamos de dar atención a la mayor cantidad de reportes que recibimos vía teléfono 241.1000 o por el Módulo de Atención Ciudadana”, dijo.

Tanto los oficiales como los inspectores han sido capacitados en la recuperación y manejo de serpientes y reptiles, de perros y gatos, así como de aves y otro tipo de fauna, pues gran cantidad de los reportes recibidos es sobre la presencia de estos animales silvestres o domésticos en la vía pública.

Otra de las acciones importantes que ha desarrollado la policía ambiental es la ubicación, suspensión y, en su caso, sanción por tirar escombro en los arroyos y terrenos baldíos de nuestra ciudad.

“Hemos ubicado a más de una docena de ciudadanos a punto de realizar la acción y se les ha señalado que están por cometer un acto sancionable, por lo que se les recomienda que ese escombro lo tiren en el lugar adecuado, ya sea en el Centro de Manejo Integral de Residuos de la Construcción o en el Relleno Sanitario” explicó Olache Valdés.

 “También hemos tenido seis casos de personas que han sido detenidas y puestas a disposición del juez por haber sido encontrados infraganti contaminando los afluentes”, detalló.

Más recientemente, se han presentado casos de incendios en terrenos baldíos, a los que han acudido Policías Ambientales como primer respondiente, antes de la llegada del cuerpo de bomberos para sofocar dichos fuegos.

“Para esto los policías cuentan con mochilas de agua como las que usan los brigadistas forestales”, comentó el subdirector de Gestión Ambiental, “para iniciar labores de extinción del fuego, en espera de los bomberos”.

Al respecto, habló del caso del pasado día 20 de diciembre en que cuando llegó la Policía Ambiental a sofocar un fuego que se reportó vía teléfono 241.1000, los vecinos del sector colaboraron con cubetas de agua y alguna manguera desde un domicilio.

“Esto nos habla de la buena aceptación que la ciudadanía ha demostrado hacia la Policía Ambiental y la conciencia que en general se tiene sobre la preservación de nuestro entorno” abundó.

Finalmente, hizo un recuento de los servicios que la policía ambiental brinda a la ciudadanía, y que se pueden reportar vía teléfono o por el módulo de atención ciudadana.

“Podas ilegales, quemas a cielo abierto, trabajos con solventes, pinturas o productos que generen malos olores o ruidos estridentes en la vía pública, presencia de animales silvestres o de granja en zona urbana, maltrato o crueldad animal, inadecuada disposición de escombros en baldíos o arroyos, emisión de desperdicios o aguas negras hacia la calle, y presencia de vehículos o negocios altamente contaminantes, son los principales temas que atiende esta corporación”, concluyó.