unnamed

Proteja a las mascotas durante la pirotecnia

Comunicación Social Sin categoría

FacebookTwitterGoogle+

Emite Municipio recomendaciones básicas

Para evitar que las mascotas sufran de estrés y ataques de ansiedad durante las detonaciones de pirotecnia que se esperan por las fechas, la Unidad de Control y Bienestar Animal de la Dirección de Salud Pública emitió una serie de recomendaciones.

“Antes que nada, debemos evitar el uso de fuegos artificiales y sus detonaciones”, explicó Miguel Moncada, encargado del despacho de Salud Pública, “ya que estas producen en perros y gatos estrés, pánico, taquicardia, temblores, falta de aire, pérdida de control y el miedo generado puede causar hasta la muerte”.

Recalcó que además los accidentes en el manejo de los cohetes por manos inexpertas, como las de los niños, pueden ocasionar graves lesiones que llegan incluso a las amputaciones.

Para proteger a las mascotas de las detonaciones, una recomendación básica es resguardarlas dentro del hogar o bien en sitios seguros.

Es importante, dijo Moncada, bajar los perros de las azoteas y meterlos de patios o terrenos; una vez dentro de casa busque, ubique y selle posibles salidas del animalito como los barandales en las cocheras.

“Cuando se escucha la pirotecnia los perros y gatos sufren de mucho estrés y miedo, se asustan y buscan escapatoria”, explicó, “una vez saliendo del hogar continúan corriendo y generalmente son mascotas que sus familias no vuelven a ver”.

Puede disminuirles el estrés…

Existe también una recomendación para que los animales se sientan “abrazados” o físicamente protegidos durante las detonaciones, añadió el encargado de Salud Pública.

Se usa una frazada o venda de aproximadamente el ancho de la cabeza del animalito; se coloca el centro de la venda en el pecho de la mascota, y se cruza por la espalda alta, se baja por las costillas, se vuelve a cruzar en el estómago y finalmente se anuda sobre la espalda, cerca de la cola.

Moncada González reiteró el exhorto a evitar el uso de fuegos artificiales.

Con acciones de prevención, si Saltillo puede, Coahuila puede.