La seguridad es prioridad: Isidro

Comunicación Social Sin categoría

Acciones realizadas durante el primer año de gestión lo demuestran

 

Durante el primer año de gestión y mediante acciones de prevención, acción e inteligencia, el Gobierno Municipal de Saltillo ha reducido 17 por ciento la incidencia delictiva en la ciudad; la seguridad es la prioridad.

 

“Hoy en este rubro el mejor municipio de Coahuila seguro es Saltillo, y esto es así porque tenemos la más baja incidencia delictiva per cápita, los delitos bajaron en un 17 por ciento y esto se logró porque trabajamos de manera coordinada, con un enfoque claro y con líneas de acción estratégicas que dan buenos resultados”, mencionó el alcalde Isidro López Villarreal.

 

Para la disminución de la incidencia ha sido factor clave la coordinación entre los niveles de gobierno.

 

“La razón del éxito en materia de seguridad se debe en gran medida a la coordinación entre todas las fuerzas policiales y todos los órdenes de gobierno, Municipio, Estado, Federación y Fuerzas Armadas unimos esfuerzos con un mismo fin proteger a los ciudadanos saltillenses”, señaló el Alcalde.

 

Tranquilidad en las calles…

 

En cuanto al número de elementos de la Policía Municipal, se incrementó en un 63 por ciento, al pasar de 532 que había en enero a 830 en la corporación, la cual se encuentra certificada por el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

 

Con esto Saltillo se acerca a la meta de tener 2 policías por cada mil habitantes para el 2016.

 

El Alcalde informó que se cuenta con elementos más capacitados, los policías de nuevo ingreso reciben formación en materias como derechos humanos, calidad en el servicio, accidentes viales y juicios orales, entre otras.

 

Se implementó también el modelo de la policía de proximidad, cercana a la ciudadanía, y que inició su primera etapa en 11 cuadrantes del Centro Histórico de la ciudad.

 

En equipamiento este año se invirtieron 18 millones 375 mil pesos en la adquisición de 54 unidades: 29 motocicletas, 15 camionetas y 10 automóviles.

 

Además se reforzó la vigilancia a través de cámaras instaladas en lugares estratégicos, pasando de tener 7 funcionando a 381.

 

Se cuenta también con 935 botones de pánico que activan una alarma que permite la llegada inmediata de policías en caso de incidentes, lo que ha permitido realizar detenciones oportunas.