Inicia, para niños, proyecto de educación ambiental

Comunicación Social Sin categoría

Zapalinamé como salón de clases

Niños de distintas instituciones educativas de la ciudad formaron parte del inicio del proyecto de educación ambiental “Zapalinamé como salón de clases”, gracias a una coordinación entre el Gobierno Municipal de Saltillo, la red Responsabilidad Social Empresarial (SUMARSE) y Profauna.

El objetivo es que 4 mil 800 infantes de diferentes escuelas de la localidad formen parte de este modelo educativo, en que se hace énfasis en la conservación del entorno a través de la generación de una cultura que inicia en los niños como promotores de esa tarea.

En el cañón de San Lorenzo donde inició el proyecto y a nombre del Alcalde Isidro López Villarreal, el encargado de la Dirección de Desarrollo Humano, Luis Torres Arsuaga, destacó los avances por la sustentabilidad de la capital de Coahuila.

Saltillo abona en gran medida al cuidado del ambiente a través de grandes proyectos como la generación de energía eléctrica a partir de los gases de la basura y los del tratamiento de aguas residuales, dijo Torres Arsuaga en el evento al que acudió Eugenio Ramírez Morales, presidente de la Red SUMARSE.

“Saltillo es ahora más limpio, más bello y más sustentable; mantiene el primer lugar en esa materia y está considerado también como el mejor municipio que da un manejo profesional a sus residuos sólidos, además de promover el ahorro de energía e iniciar la construcción del muro verde”, abundó en su mensaje.

Al inicio del proyecto de educación ambiental asistieron infantes de las escuelas primarias Oscar Peart, Dionisio García Fuentes, Roberto Mandujano y Rubén Moreira Cobos, entre otras.

Asimismo acudió Olga Ramírez Martínez, subsecretaria de Recursos Naturales del Estado, entre otras autoridades.

Reforestarán acceso…

Además de contribuir económicamente para el traslado de los niños y en la educación ambiental, a través de la Dirección de Medio Ambiente se delineará con arbolado el acceso al cañón de San Lorenzo, en colaboración con los vecinos quienes con el programa Apadrina un Árbol cuidarán de ejemplares de pino piñonero.

También se colocará señalética para informar de la ubicación y cuidado del Cañón de San Lorenzo.