Emite Protección Civil recomendaciones en caso de inundación

CIAC RS Sin categoría

Exhorta estar alertas en todo momento

 

La Dirección de Protección Civil de Saltillo emitió una serie de recomendaciones para la ciudadanía en caso de inundaciones y así evitar en la medida de lo posible incidentes.

 

Si se habita en una zona que frecuentemente se inunda, informó, es necesario localizar rutas hacia los lugares más altos tenerlas bien memorizadas; y si hay niños pequeños en casa no dejarlos solos durante la época de lluvias.

 

Hay que mantener almacenada una reserva de agua potable, alimentos y ropa, en lugares bien resguardados, así como documentos personales en bolsas de plástico para evitar su pérdida o destrucción; revisar periódicamente el techo y bajantes de agua; y eliminar la acumulación de escombros, hojas o tierra, que puedan obstaculizar el paso del agua al alcantarillado próximo a la vivienda.

 

Tener disponible una lámpara de mano, radio portátil y pilas suficientes; mantenerse informado a través del radio portátil de los avisos sobre una posible inundación; Cuando se avise de una inundación que puede afectar la zona donde se habita, desconectar los servicios de gas y energía eléctrica; y conocer la altura del lugar más alto de la vivienda.

 

Cuando ya se presente la inundación es importante, recalcó Protección Civil Municipal, conservar la calma y estar al pendiente de los avisos oficiales; respetar las indicaciones de las autoridades; preparase para trasladarse a un lugar seguro, sí es necesario; no acercarse a postes o cables de electricidad averiados; y evitar caminar por zonas inundadas aunque el nivel de agua sea bajo ya que puede subir rápidamente, aumentando el peligro.

 

Además de no utilizar su automóvil, sólo que sea indispensable; en caso de que su vehículo llegara a quedar atrapado, hay que salir de él y buscar un refugio seguro; así como evitar cruzar ríos o arroyos.

 

Una vez que concluye la inundación hay que revisar la vivienda teniendo en cuenta la posibilidad de un derrumbe; no acercarse a casas y edificios en peligro de derrumbarse; limpiar inmediatamente las substancias inflamables, tóxicas, medicamentos u otros materiales que se hayan derramado; no pisar ni tocar cables eléctricos caídos; y no regresar a zonas afectadas hasta que las autoridades indiquen que no hay peligro, ni ocupar su casa hasta estar completamente seguro de que se encuentra en buenas condiciones para ser habitada.

 

Así como no tomar agua ni alimentos que hayan estado en contacto directo con el agua de la inundación; mantenerse alejado de zonas de desastre.