Dejó administración anterior irregularidades y deuda por 40.9 mdp

Comunicación Social Tesorería

Litigios de la pasada administración ascienden a 67 millones de pesos, lo que podría incrementar la deuda heredada al nuevo gobierno municipal a 108.5 millones de pesos

La reconocida firma internacional Deloitte reveló que la anterior administración municipal incurrió en una serie de irregularidades administrativas en asignaciones de contratos y obras públicas, además de heredar una deuda al nuevo gobierno por más de 40.9 millones de pesos.

Asimismo, la reconocida consultora advirtió que existe el riesgo de que los asuntos legales generen una contingencia económica al municipio por 67 millones 667 mil 659 pesos, con lo que la cifra de endeudamiento podría ascender a 108.5 millones de pesos.

Además, la consultora reveló que no fueron localizados los expedientes de obras y contratos celebrados en el período de 2014 a 2016, cuyo monto global es de 353 millones 137 mil 442 pesos y no se identificó evidencia documental del pago a diversos proveedores por un monto total de 21 millones 608 mil 977 pesos.

De acuerdo al diagnóstico realizado por esta empresa de prestigio internacional, con presencia en más de 150 países y 22 oficinas en México, el anterior gobierno municipal dejó obligaciones de pago a corto plazo registradas en la contabilidad por un monto de 51 millones 038 mil 509.61 pesos, de las cuales, 40 millones 993 mil 993.31 pesos corresponden a adeudos por pagar con recursos del municipio.

En contraparte, el gobierno anterior dejó en las cuentas bancarias del Municipio al 31 de diciembre de 2017,  14 millones 178 mil 754.12 pesos. De ese monto, de acuerdo a los registros contables, sólo 2 millones 546 mil 651.96 pesos corresponden a recursos propios para el nuevo gobierno municipal y el resto a recursos previamente etiquetados.

Como parte de este análisis se desprende también que al 31 de diciembre de 2017 había un saldo de más de 18.2 millones de pesos correspondientes a diversas retenciones realizadas por el Municipio a servidores públicos y contratistas, pendientes de ser pagadas a la autoridad fiscal.

De este saldo, más de 15.1 millones de pesos pertenecen a retenciones de impuestos del mes de diciembre de 2017, el saldo restante proviene de ejercicios anteriores. Esto contraviene las disposiciones fiscales y pone en situación de riesgo al municipio ante las autoridades hacendarias.

Adicionalmente, existen otros pasivos en potencia derivados de asuntos judiciales en proceso contra del Municipio. En la entrega-recepción no se contempló el impacto económico de la contingencia que pudieran representar.

La Secretaría del Ayuntamiento ha estimado el riesgo económico asociado en 67.6  millones de pesos.

En lo referente al patrimonio inmobiliario del Municipio, la firma reveló que la cuenta de bienes inmuebles considera activos por más de mil 521 millones de pesos.

Sin embargo, existen algunas observaciones pertinentes:

En primera instancia, existen 57 bienes registrados en contabilidad sin soporte en la Dirección de Bienes que ascienden a más de 80. 1 millones de pesos. Es decir: hay inmuebles de los cuales no se tiene soporte sobre su propiedad, sin embargo, fueron integrados a la contabilidad.

Por otro lado, existen 20 terrenos que fueron autorizados mediante Acuerdos de Cabildo en el ejercicio 2017 para ser desincorporados de la propiedad del Municipio, y que se encuentran registrados en la contabilidad al 31 de diciembre de 2017. Es decir: estos 20 terrenos ya no son propiedad del municipio, pero se contabilizaron.

De acuerdo con el avance físico financiero de los contratos celebrados en el período 2014 – 2017, sólo se tienen dos obras en proceso por un monto de más de 11.1 millones de pesos. Sin embargo, la información contable al 31 de diciembre muestra un saldo de 978 millones de pesos.

En lo que respecta a la información financiera del Municipio, la empresa consultora detectó que no se ha registrado la depreciación acumulada ni las amortizaciones de los bienes muebles e intangibles al 31 de diciembre de 2017, como lo marca la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Los bienes muebles registrados en los estados financieros están sobrevaluados en un 71.6 por ciento; de igual manera los intangibles lo están en un 93.7 por ciento, según el análisis realizado.

Según el diagnóstico, el gobierno municipal anterior tiene observaciones emitidas por la Auditoría Superior del Estado que no fueron solventadas, correspondientes a los ejercicios 2014, 2015 y 2016 por un total de 359 millones 779 mil 588 pesos en los conceptos de cumplimiento financiero, legal y de obra pública.

Uno de estos casos es la compra en 2014 de un terreno para construcción del “Biblioparque Poniente” por $40.8 millones de pesos.

Según al diagnóstico, la nueva administración no recibió la totalidad de los contratos celebrados durante 2017 como parte del proceso de entrega–recepción.

De la observación de una muestra de los expedientes obtenidos se detectó lo siguiente:

  • No han sido localizados a la fecha expedientes celebrados en el período de 2014 a 2016, cuyo monto global es de $353,137,442.

  • No se ha identificado evidencia documental del pago a diversos proveedores por un monto total de $21,608,977.

  • Y por otro lado, al 31 de diciembre de 2017 existen saldos registrados en cuentas por pagar con antigüedad mayor a 90 días cuya documentación soporte proviene de 2014.

  • Se encontraron registros con diferencias entre el saldo contable y la documentación soporte.

  • Fueron adjudicados contratos a empresas que no estaban registradas en el padrón de proveedores al momento de realizar el procedimiento correspondiente.

  • Se identificaron contratistas cuyas facturas fueron generadas el mismo día con folios consecutivos.

Los resultados del diagnóstico elaborado por la empresa Deloitte fue presentado por la Contralora Municipal, Marisol Martínez González; la Síndico Lydia María González Rodríguez y el Tesorero José Antonio Gutiérrez Rodríguez; Enrique Manuel González Ortiz, Director de Responsabilidades del Municipio de Saltillo y Santos Manuel Mercado, Director de Asuntos Jurídicos.