Canjean granadas de alta peligrosidad en Presidencia

Comunicación Social Sin categoría

Llevan hasta un R-15; se deshacen de peligros en sus hogares

 

Un par de granadas, consideradas de alta peligrosidad, de 40 milímetros, fueron canjeadas dentro del programa de desarme que lleva a cabo el Gobierno Municipal de Saltillo en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional para la protección de las familias.

También fue entregado un arma de alto poder, un R-15, con cortador de fuego, dentro de la ccampaña que tiene como como objetivo evitar accidentes lamentables que por el descuido o mal uso se puedan suscitar en los hogares, así como contribuir a la seguridad de Saltillo.

La campaña de canje de armas en la que participa el 69 Batallón de Infantería y la Sexta Zona Militar, tiene la garantía de que no se abre averiguación alguna por la procedencia o características del armamento donado.

 

No más riesgos…

 

Al módulo ubicado en la explanada de la Presidencia Municipal llegó una madre de familia y de la red del mandado sacó una escopeta ensamblable; no quiere más riesgos, dice.

 

Si tienen niños y las armas no están resguardadas corre peligro la familia de que ocurra un accidente fatal”, comenta.

 

Casas pequeñas…

 

Un padre de familia también acude y entrega varias armas largas como escopetas que eran herencia de sus abuelos.

A diferencia de otros años, las casas tienen áreas más pequeñas y las armas ya no se pueden guardar con la seguridad de que no las encontrarán los niños, por eso es mejor deshacerse de ellas, comenta.

 

Canje por dinero en efectivo… 

 

El objetivo del programa de canje es recoger todo tipo de armas de fuego por voluntad de las mismas familias, al considerarlas un riesgo en los hogares y deshacer poco a poco la cultura de las armas; para ello el Gobierno Municipal estimula de manera económica esta cruzada que ha dado buenos resultados.

El canje de armas en la Presidencia Municipal se extenderá hasta el 4 de diciembre, en un horario de lunes a viernes de 9:00 de la mañana a las 14:00 horas.

Las armas son evaluadas por personal militar, quienes determinan el monto a pagar el cual fluctúa entre 500 y mil 500 pesos por armas cortas y largas; tres mil 500 por carabina o fúsil de alto poder; dos mil pesos por granadas; 100 pesos cargadores para armas de alto poder; y 50 pesos por cargador para cualquier otra arma.